2017-08-18
http://w3.expoeolica.net/energia_eolica/news/14924-el-grupo-iberdrola-invertira-9-600-millones-entre-2014-y-2016-con-el-foco-puesto-en-reino-unido-ee-uu-y-mexico

EL GRUPO IBERDROLA INVERTIRÁ 9.600 MILLONES € ENTRE 2014 Y 2016 CON EL FOCO PUESTO EN REINO UNIDO, EE.UU. Y MÉXICO

IBERDROLA va a mantener, a lo largo del periodo 2014-2016, los mismos pilares estratégicos que le han permitido superar con éxito la crisis económico-financiera mundial...

... esto es, su perfil de riesgo equilibrado, su fortaleza financiera y su eficiencia operativa, de cara a mantener una política sostenible de retribución a los accionistas.

En este sentido, y en el marco de un escenario que prevé una evolución al alza del beneficio bruto de explotación (Ebitda) y del beneficio neto del Grupo en el trienio de más del 4% de media anual respecto a los previstos para el ejercicio 2014, la Compañía mantiene su objetivo de entregar una retribución anual a sus accionistas de 0,27 € brutos por título, que podría aumentar en el futuro en función de la evolución del beneficio, con un pay out que oscilará, aproximadamente, entre el 65% y el 75%.

La Empresa prevé lograr este objetivo mediante una estrategia basada en seguir potenciando la internacionalización de su actividad, para lo que llevará a cabo inversiones por 9.600 millones € netos centradas, fundamentalmente, en los negocios regulados y con el foco puesto en el Reino Unido, Estados Unidos y México.

Asimismo, seguirá fomentando la implantación de mejoras en la eficiencia y la consolidación de su fortaleza financiera, para lo cual tiene previsto, entre otras cosas, reducir su deuda neta en unos 1.800 millones € para lograr situarla en torno a los 25.000 millones € al final del trienio.

Hacia países con regulación predecible y estable  

IBERDROLA va a realizar un importante esfuerzo inversor entre 2014 y 2016, periodo en el que invertirá 9.600 millones € netos (11.200 millones € brutos) con el foco puesto en aquellos proyectos energéticos y países que disfruten de una regulación predecible y estable.

De dicha cuantía, el 46% (4.400 millones €) se destinará a la puesta en marcha de nuevas infraestructuras y el 54% restante (5.200 millones €) a inversiones recurrentes en mantenimiento y mejora de instalaciones.

Geográficamente, IBERDROLA concentrará el grueso de su esfuerzo en esta nueva etapa en el Reino Unido, que se llevará un 41% de la cifra global. Le seguirá Latinoamérica, que se hará con casi el 23% de todas las inversiones, cuyo principal destino será México. Detrás quedarán los Estados Unidos, con el 17%. El resto de las inversiones irá a parar a otros países del mundo.

Reino Unido: encara una etapa de crecimiento en el ámbito del transporte y la distribución de energía y de puesta en marcha de proyectos de energías renovables tanto terrestres como offshore.

Estados Unidos: también afronta un escenario de crecimiento en el área de redes y de nuevos desarrollos eólicos terrestres.

Latinoamérica: en México, potenciará su liderazgo como primer generador privado de energía eléctrica. En Brasil, encara unos años de crecimiento en capacidad hidroeléctrica.

De este modo, la Compañía seguirá centrándose en el área atlántica, pero invirtiendo en función de las condiciones económicas y regulatorias de cada país. En este sentido, la reducción de la exposición a España, que será progresiva hasta que haya una coyuntura que haga atractivas las inversiones, responde al significativo impacto de las modificaciones regulatorias y fiscales en las cuentas del Grupo: unos 1.310 millones € en el Ebitda de 2014.

IBERDROLA considera que en muchos países de Europa continental, entre ellos España, se han adoptado decisiones equivocadas a la hora de encarar los tres ejes fundamentales de cualquier política energética: seguridad de suministro, competitividad y sostenibilidad. Por un lado, se ha provocado una situación de sobrecapacidad, que está abocando al cierre a numerosas instalaciones eficientes y básicas para garantizar el suministro eléctrico. Por otro, se ha optado por fomentar las tecnologías más caras, como las solares, frente a las más baratas, como la nuclear, la hidráulica o la eólica. Por último, se ha impuesto la utilización de la tecnología térmica más contaminante, el carbón, dejando de lado las modernas centrales de ciclo combinado de gas.

Por negocios, el Grupo volcará sus esfuerzos, fundamentalmente, en el área de redes de transporte y distribución de energía eléctrica, que aglutinará el 57% del total de las inversiones netas. Tras ella se situarán las de energías renovables y generación, a donde irán a parar el 22% y el 19% de la cifra global prevista, respectivamente. El 2% restante se dedicará a otros negocios.

De este modo, los negocios considerados regulados -redes, renovables y generación regulada- acumularán el 88% de todas las inversiones previstas. El principal objetivo de la Compañía es poner el foco en actividades con un elevado potencial de crecimiento, para lo cual su estrategia será:

Generación y comercialización: el crecimiento en esta parcela vendrá de la mano de México y Brasil.

Redes: los desarrollos más importantes se llevarán a cabo en los Estados Unidos, el Reino Unido y Brasil, sin descartar México. En España se mantendrá la implantación de las redes inteligentes a través del proyecto STAR.

Renovables: los Estados Unidos, el Reino Unido, México y Brasil serán los países en los que la Empresa ponga en marcha nuevas instalaciones.

La gestión, clave en la evolución de los resultados

Según las previsiones de IBERDROLA, buena parte del incremento del Ebitda y del beneficio neto previstos para el periodo 2014-2016 se producirá gracias a la adecuada gestión de la Compañía: tanto a la hora de seleccionar las inversiones, centradas en nueva capacidad regulada, renovables y redes, como mediante el control del gasto operativo y la reducción de los costes financieros.

El Grupo también podría beneficiarse, por otra parte, de una mejora en las condiciones del mercado, dado que el previsible encarecimiento de los derechos de emisión de CO2 haría más rentables las tecnologías de producción más limpias, ámbito en el que IBERDROLA tiene el liderazgo mundial.

Además, la Empresa, que ya es una de las más eficientes entre las principales eléctricas de Europa, tiene previsto potenciar la implantación de medidas de eficiencia adicionales, lo que permitirá que siga mejorando la relación entre los gastos operativos netos y el margen bruto, que se situará en el 29% en 2016.

Por un lado, los costes salariales permanecerán estables, en un periodo en el que se verá reducida la plantilla del Grupo -debido a bajas vegetativas- en unos 1.000 empleados, hasta quedar en aproximadamente 27.000. La contratación de profesionales solo se producirá como consecuencia de los nuevos proyectos que se pongan en marcha a lo largo del trienio.

Por otro lado, proseguirá con la contención de los costes derivados de la externalización de servicios mediante la obtención de sinergias gracias al pleno desarrollo del proyecto Corporación Única, que ha supuesto la creación de áreas de negocio globales y la coordinación de las actividades en cada zona del mundo con un enfoque local.

IBERDROLA reducirá su endeudamiento en 1.800 millones € en el trienio hasta los 25.000 millones €, de forma que el apalancamiento pasaría del 43% al 40%. Para lograrlo, la Empresa prevé, entre otras cosas, llevar a cabo desinversiones en activos y en países no estratégicos por unos 500 millones € en el trienio, con los que alcanzaría una cifra acumulada, en el periodo 2012-2016, de 2.500 millones €.

La fortaleza financiera del Grupo se verá reflejada en la mejora de diversos ratios: el de deuda neta / Ebitda bajará de 3,5 en 2016 y el de cash flow operativo (FFO) / deuda neta se situará un poco por encima del 22% al final del periodo de referencia.

Relevantes proyectos en el periodo

Transmisión de electricidad: aparte de mantener la progresiva implantación de las redes eléctricas inteligentes en los diversos territorios en los que opera, IBERDROLA continuará desarrollando las importantes infraestructuras de transporte y distribución de energía que tiene en marcha en los Estados Unidos, entre las que figura la línea de interconexión con Canadá, a través del ambicioso Maine Power Reliability Program, y en el Reino Unido, donde se ocupará, por ejemplo, de habilitar el primer tendido submarino entre Escocia e Inglaterra, proyecto denominado Western HVDC Link.

Energías renovables: el Grupo prevé la entrada en funcionamiento de nueva potencia eólica en el periodo mediante iniciativas offshore, como el parque marino de West of Duddon Sands (en el Reino Unido), cuya entrada en funcionamiento está prevista para este mismo año, o los nuevos parques terrestres que construirá en los Estados Unidos, en el Reino Unido, en México y en Brasil.

Generación regulada: la Compañía tiene relevantes proyectos en México para ampliar su capacidad térmica mediante centrales de ciclo combinado de gas. Así, a las recientes adjudicaciones de las plantas de Baja California y Norte III se suma la ampliación de la de Monterrey. En Brasil, y a través del holding Neonergia (en cuyo capital participa en un 39%), pondrá en marcha potencia adicional mediante las plantas de Belo Monte, Teles Pires y Baixo Iguaçu.

Más de una década de internacionalización

IBERDROLA ha experimentado desde principios de este siglo una fuerte transformación que le ha permitido escalar posiciones hasta convertirse en el primer grupo energético nacional, una de las cinco mayores compañías eléctricas europeas por capitalización bursátil y un referente mundial del sector eólico. El Grupo ya ha alcanzado una capacidad operativa de más de 45.000 MW y suministra unos 211.000 GWh anuales a alrededor de 100 millones de personas en todo el mundo.

Esta positiva evolución ha sido posible gracias a una visión estratégica que le ha permitido adelantarse a las necesidades del sector energético y que ha supuesto una inversión en el periodo 2001-2013 de alrededor de 80.350 millones €. El éxito de IBERDROLA obedece al acierto de la planificación estratégica desplegada en dos etapas:

2001-2006: la planificación realizada en estos años se concentró en los negocios energéticos y se enfocó, fundamentalmente, al crecimiento en España y en Latinoamérica. Al final de este periodo, la Compañía consiguió su objetivo de duplicar tanto su tamaño como sus resultados. En capacidad instalada pasó de 16.500 a 30.500 MW, mientras que el resultado neto alcanzó los 1.660 millones € en 2006.

2007-2013: la estrategia ha estado marcada por la fuerte expansión internacional de la Empresa y la consolidación de la misma. En concreto, IBERDROLA ha llevado a cabo la integración en su Grupo de la sociedad escocesa ScottishPower, de la estadounidense Energy East (actualmente Iberdrola USA) y de la brasileña Elektro, así como la notoria expansión de su actividad en energías renovables, sector en el que cuenta con casi 14.250 MW de potencia y es el líder mundial.

 El beneficio neto de 2013 alcanza los 2.571,8 millones €

IBERDROLA ha obtenido un beneficio neto durante 2013 de 2.571,8 millones € (-7%), afectado por el impacto regulatorio y fiscal, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) del Grupo se ha situado en 7.205 millones € (-6,8%), de los que un 77% proviene de los negocios regulados. Estos resultados corresponden a un ejercicio marcado por el aumento de los tributos, que han ascendido a 1.577 millones € (+33%), de los que 1.044 millones € proceden de España. El impacto negativo de las medidas regulatorias y fiscales aprobadas (801 millones €) ha podido ser mitigado gracias a la gestión desarrollada por el Grupo.

El margen bruto de IBERDROLA a lo largo de 2013 se mantiene plano con respecto al ejercicio 2012 y se sitúa en 12.576,7 millones €, con una reducción de los aprovisionamientos del 6,4% debido a los menores costes.

El gasto operativo neto, en el marco del compromiso de IBERDROLA con el control de costes y la mejora de la eficiencia, se mantiene también en los mismos niveles que en el ejercicio 2012 y alcanza los 3.795,2 millones € (+0,2%).

En lo que se refiere a las cargas impositivas, hay que destacar que los resultados del ejercicio 2013 incluyen el impacto negativo tanto de la Ley 5/2012 de 27 de diciembre, de medidas fiscales para la sostenibilidad energética, como del Real Decreto Ley 9/2013 de 12 de julio, por el que se adoptan medidas urgentes para garantizar la estabilidad financiera del sistema eléctrico.

Los tributos ascienden a 1.576,5 millones € (+33%). Por países, solo en España alcanzan los 1.044 millones € (+99%). De esta cantidad, las tasas a la generación y a las renovables, que se sitúan en 413 millones € y 73 millones €, respectivamente. En Reino Unido, esta partida asciende a 251 millones €, mientras que en el resto del mundo suma 282 millones €.

El flujo de caja operativo de IBERDROLA alcanza en el ejercicio los 5.619,3 millones € (-9,8%) y supera las inversiones realizadas en todos los negocios, que se sitúan durante el periodo en 3.053 millones €.

Solidez del balance

A lo largo del ejercicio 2013, el Grupo IBERDROLA ha continuado desarrollando una política financiera prudente, que le ha permitido mantener un balance sólido.

La Compañía ha seguido avanzando en la disminución de su deuda, que se ha reducido más de 2.250 millones € con respecto al ejercicio anterior. Al cierre de 2013, la deuda neta ajustada del Grupo se sitúa en 26.482 millones €. Esta cifra no tiene en cuenta los 1.571 millones € pendientes de cobro del déficit tarifario. Incluyendo esta cifra, la deuda se sitúa al cierre del ejercicio en 28.053 millones €.

En esta línea, el apalancamiento (incluyendo el déficit) se reduce hasta el 44,2%, desde el 47,7% en el que situaba al cierre de 2012.
 

IBERDROLA ha mejorado además sus ratios financieros. La relación entre los fondos generados en operaciones (FFO) y la deuda neta se sitúa en el 20%, mientras que los ratios deuda neta/Ebitda y flujo de caja retenido (RCF)/deuda neta son de 3,9 veces y el 16,9%, respectivamente, incluyendo en todos los casos el déficit de tarifa.

La Compañía mantiene una sólida posición de liquidez, que supera los 10.800 millones € al cierre del ejercicio, si bien ha comenzado a reducir este importe con el objetivo de mejorar sus costes.

Claves operativas del periodo

1. NEGOCIO DE REDES: MEJORAN TODAS LAS ÁREAS SALVO BRASIL

El Ebitda del negocio de redes asciende a 3.685,3 millones € al cierre del ejercicio 2013, lo que supone un descenso del 2,3% con respecto a 2012. Esta disminución se debe a que el peor comportamiento de Brasil, donde se registra una caída del 30,2%, minimiza la buena evolución del resto de países, que crece un 5,5% de media.

El margen bruto de este negocio se sitúa en 5.571,1 millones € (-1,7%), con crecimientos del 2,6%, el 3,5% y el 3,3% en España, Reino Unido y Estados Unidos, respectivamente.

En Brasil, sin embargo, la cifra de margen bruto desciende un 18,7% debido al impacto negativo de la revisión de tarifas (-183 millones €), a los mayores costes energéticos derivados de la sequía (3 millones € serán recuperados en los próximos años) y al efecto de tipo de cambio (-141 millones €), que anulan el efecto positivo de la mayor demanda registrada (+6,5%).

2. GENERACIÓN Y CLIENTES: LOS TRIBUTOS ROZAN LOS 1.000 MM €

El Ebitda del área de generación y clientes ha alcanzado los 2.017,8 millones € durante el ejercicio 2013, un 14,3% menos que el año anterior.

El mayor margen bruto, que crece un 2,1% hasta situarse en 4.511,6 millones €, y la reducción del gasto operativo neto, que cae un 3,5%, no compensan el aumento de los tributos, que alcanzan ya los 999,7 millones € (+57,7%).

Por países, en España destacan la mejora de los márgenes (+7,8%) debido a las buenas condiciones de pluviosidad, que han hecho aumentar la producción hidroeléctrica un 64%, compensando así la menor producción térmica (-44%) y nuclear (-12%).

En el Reino Unido, el margen bruto disminuye un 3,5% respecto al ejercicio 2012. Este  descenso se debe al aumento de los costes no energéticos derivados de las medidas medioambientales y de eficiencia energética, así como a una menor producción con carbón.

3. RENOVABLES: LOS TRIBUTOS CASI SE DUPLICAN

Durante el ejercicio 2013, el Ebitda del negocio renovable de IBERDROLA ascendió a 1.573,1 millones €, un 2,9% menos que en el ejercicio anterior.

El margen bruto del negocio mejoró un 0,9% hasta situarse en 2.304,4 millones €, al igual que el gasto operativo neto, que se redujo un 2,8% hasta los 560,1 millones €. Estas cifras, no obstante, no han sido suficiente para compensar el efecto del Real Decreto Ley 9/2013 y de la Ley 15/2012. Los tributos en el período se han situado en 171,2 millones €, cifra un 93,7% superior al ejercicio anterior.  

La capacidad renovable instalada aumentó un 1,5%, hasta los 14.247 megavatios (MW), con lo que se compensa las ventas de activos renovables no estratégicos realizadas el pasado año. La producción también ha presentado una evolución positiva, con un incremento del 6,7%.

 

IMPORTANT INFORMATION

Esta comunicación no constituye una oferta de venta en los Estados Unidos de América ni en ninguna otra jurisdicción. Los valores aquí referidos no podrán ser vendidos en los Estados Unidos de América, salvo si se efectúa a través de una declaración de notificación efectiva de las previstas en el Securities Act de 1933, o al amparo de una exención válida del deber de notificación.

PROYECCIONES

Esta comunicación contiene información y afirmaciones o declaraciones con proyecciones de futuro sobre IBERDROLA, S.A.. Tales declaraciones incluyen proyecciones y estimaciones financieras con sus presunciones subyacentes, declaraciones relativas a planes, objetivos, y expectativas en relación a operaciones futuras, inversiones, sinergias, productos y servicios, y declaraciones sobre resultados futuros. Las declaraciones con proyecciones de futuro no constituyen hechos históricos y se identifican generalmente por el uso de términos como “espera,” “anticipa,” “cree,” “pretende,” “estima” y expresiones similares.

En este sentido, si bien IBERDROLA, S.A. considera que las expectativas recogidas en tales afirmaciones son razonables, se advierte a los inversores y titulares de las acciones de IBERDROLA, S.A. de que la información y las afirmaciones con proyecciones de futuro están sometidas a riesgos e incertidumbres, muchos de los cuales son difíciles de prever y están, de manera general, fuera del control de IBERDROLA, S.A.. Estos riesgos podrían provocar que los resultados y desarrollos reales difieran significativamente de aquellos expresados, implícitos o proyectados en la información y afirmaciones con proyecciones de futuro. Entre tales riesgos e incertidumbres están aquellos identificados en los documentos públicos enviados por IBERDROLA, S.A. a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Las afirmaciones o declaraciones con proyecciones de futuro no constituyen garantía alguna de resultados futuros. No han sido revisadas por los auditores de IBERDROLA, S.A.. Por todo ello, se recomienda no tomar decisiones sobre la base de dichas afirmaciones o declaraciones con proyecciones de futuro, que se refieren exclusivamente a la fecha en la que se manifestaron. La totalidad de las declaraciones o afirmaciones de futuro reflejadas a continuación emitidas por IBERDROLA, S.A. o cualquiera de sus consejeros, directivos, empleados o personas actuando en su representación quedan sujetas, expresamente, a las advertencias realizadas. Las afirmaciones o declaraciones con proyecciones de futuro incluidas en este documento están basadas en información disponible a la fecha de esta comunicación. Salvo en la medida en que lo requiera la ley aplicable, IBERDROLA, S.A. no asume obligación alguna -aun cuando se publiquen nuevos datos o se produzcan nuevos hechos- de actualizar públicamente sus afirmaciones o revisar la información con proyecciones de futuro.

 

Fuente:
Iberdrola
Enlace:
www.iberdrola.es





Search with Keywords

© smart dolphin Gmbh 1999 - 2017